Colprosumah slogan

El desempeño docente, una vocación digna de admirar

La docencia una vacación digna de admirar. La docencia una vacación digna de admirar.

El profesor Francisco Flores es un ejemplo de superación, paciencia, dedicación y esmero, palabras que se quedan cortas al describir a una persona que ha entregado su vida a la enseñanza.

 

Flores se graduó como docente a los 16 años de edad, egresó de la Escuela Normal de Occidente, ubicada en la Esperanza Intibucá. Su primer empleo fue en una Escuela de La Mosquitia y actualmente labora en la Escuela Álvaro Contreras en Tegucigalpa, donde imparte clases a niños de quinto grado.

 

El “profe Francisco” como algunos alumnos le llaman sufre de neuropatía, una enfermedad que afecta al sistema nervioso, provocando que sus músculos se debiliten poco a poco hasta dejarlo  perder parte del movimiento y quedar en una silla de ruedas, sus manos también perdieron fuerza y le cuesta moverlas, sin embargo, esta condición no lo ha alejado de las aulas de clases.

 

“Es buen profesor, nos da buenas clases y me siento muy orgulloso de él”, con un rostro lleno de alegría y entusiasmado Osman Palma alumno del profesor Flores desplegó estas palabras de su boca. 

Por su parte, el profesor Francisco expresó que “la situación en la que me encuentro es difícil, yo nunca la pedí pero hay pruebas en la vida las cuales uno tiene que enfrentar de manera positiva para poder salir adelante, la educación, la enseñanza, ser docente o maestro es algo muy especial, algo muy privilegiado”.

 

“Es muy bonito estar frente a los niños y poder formar, educar y dejar una huella en ellos”, agregó el profesor. ÉL es muy querido por los infantes, sobre todo porque sus dificultad al caminar no han sido impedimento para realizar actividades extracurriculares, como jugar con los estudiantes ya que según alumnos les permite aprender por medio de dinámicas.  

 

El desempeño que este docente realiza es digno de admiración ya que sus discapacidades físicas no son un impedimento para poder llevar a estos niños el conocimiento, no solo con palabras sino con hechos.

 

El maestro mediocre cuenta, el maestro corriente explica, el maestro bueno demuestra pero el maestro excelente inspira (Willians A. Ward).

 

 

 

 

 

 

 

Redacción: Luis Fernando Herrera.

13590286 560303970828913 1908090397169924171 n

Acceso Correo Electrónico